-    Escrito por german

Los piercings en la zona de la boca pueden tener graves consecuencias

Teniendo en cuenta la moda de ponerse piercings en la zona de la boca, sería interesante plantearse una serie de consideraciones antes de lanzarse a hacerlo, ya que pueden tener graves consecuencias para la salud, y no solo para la buco dental, sino del organismo en general.

Aunque para gustos los colores, nos atrevemos a decir que son los piercings que mejor quedan, ya que tienen un alto componente sensual, pero uno no pude evitar llevarse una sorpresa al enterarse de que los piercings tanto en la lengua como en los labios, tan comúnmente utilizados por todos, pueden acarrear graves problemas de salud. En primer lugar nos encontramos con un estudio hecho en Irlanda por La Asociación Dental de Irlanda(IDA), en el cual se confirman las graves consecuencias de éste tipo de perforaciones.

Por todos es conocido que en la boca hay miles de bacterias, pero éstas se encuentran “frenadas” con una adecuada higiene y sino existen perforaciones o heridas, cosa que que se ve impedida cuando se coloca un piercing. Los problemas específicamente comentados por la citada asociación de dentistas se fundamentan sobre todo en la liberación hacia el resto del organismo de determinadas bacterias en el proceso de realización del piercing bucal y en su posterior cicatrización.

Una de las enfermedades más graves según Ida es la “Infective Endocarditis”, ya que cuando alguna zona de la boca es perforada la bacteria que la desarrolla entra en contacto con la sangre y mediante el torrente sanguíneo viaja directamente al corazón atacándolo de una forma que puede llegar a ser mortal.

Tanto el doctor O’Boyle componente de Ida como el profesor de odontología de de la Universidad Rey Juan Carlos de España, José Andrés Sobrino coinciden en  el aumento del daño para la salud que puede ocasionar la realización de perforaciones en la zona de la boca, y que es un riesgo que hay que asumir cuando decidimos realizarnos alguna. Ambos hacen hincapié sobretodo en la población mas joven ya que es el grupo de mayor incidencia estadística en la realización de éstas practicas.

Otras enfermedades o problemas de salud que puede acarrear esta práctica son:

  • Inflamación
  • Dolor
  • Dificultades para hablar y masticar
  • Alteración del gusto
  • Sangrado
  • Aumento de la salivación
  • Infecciones
  • Alergias
  • Fisuras
  • Deformidades
  • Ulceras
  • Problemas en dientes y encías
  • Problemas cervicales y respiratorios
  • Contagio al realizarlos de enfermedades como hepatitis o sida.

Por todo lo que os hemos expuesto, hay que tomarse muy en serio la realización de piercings en la zona de la boca, tanto en la zona interior como exterior si deseamos lucir un bonito y saludable piercing.

La primera y más lógica que es buscar un buen profesional, y no por ahorrar un euro ponernos en manos de cualquiera.

Y al menos durante el proceso de cicatrización, y como mínimo:

  • Cepillarse los dientes y lengua con un cepillo dental nuevo.
  • Utilizar tres veces al día un elixir buco dental bactericida.
  • No consumir productos que puedan irritar la zona perforada (picantes, alcohol, tabaco….).
  • No manipular el piercing con las manos sucias, ni dejar que otros lo hagan, ni que entre en contacto con la saliva de otros.

Imágenes | Taringa CompostelaVirtual Terra