-    Escrito por marcos

Infección en el tatuaje

Una de los peores casos que pueden ocurrir con un tatuaje recién hecho es que se infecten, produciendo un inmenso dolor y ardor, mezclados con supuración y sangrado. De más esta decir que esto no es algo agradable ni tampoco habitual, pero puede suceder por varias causas distintas, ya sea por higiene personal o irresponsabilidad del tatuador.

tattoo10

La principal causa de una infección en un tatuaje es el contacto con un foco infeccioso durante la realización del tatuaje o posteriormente, mientras el tatuaje esta cicatrizándose.

Si el tatuador no toma las precauciones que son necesarias a la hora de comenzar su trabajo, siendo estas tener un lugar extremadamente limpio y desinfectado, pueden quedar focos de infecciones o bacterias en los alrededores, y no solo basta con esterilizar los elementos que utilizará para trabajar.

Esto se debe a que muchas veces los virus y bacterias están en las manos y al estar en contacto, digamos, con el sillón por ejemplo, una parte de ellos queda en su nuevo hogar lista para seguir dispersándose hasta el contagio.

Igualmente, muchas otras veces las infecciones no son por culpa del tatuador ya que hay que recordar que un tatuaje recién hecho es una herida abierta, sensible al entorno y a las hostilidades del mismo, por lo que requiere cuidados especiales.

Se deberá aplicar una crema antibiótica, evitar el roce (inclusive con las prendas de vestir) y cubrirlo si planea estar en zonas al exterior ya que el polvo, el agua de la piscina o mar y el sol pueden irritar la piel y ayudar a que se produzcan las infecciones.

También es sumamente importante mantener una higiene extrema durante el cicatrizado.