El tatuaje en la axila
0 votos

El tatuaje en la axila

sobaquillo-doloroso

Resulta difícil restringir el tatuajes a una sola parte o zona del cuerpo. En la actualidad, cualquier lugar puede ser tatuado y de hecho, los únicos lugares donde técnicamente no podríamos conseguir nuestro objetivo son los dientes y las uñas. El resto de nuestro cuerpo es un inmenso campo de siembra abierto al arte de la tinta.

Por supuesto, dentro del ámbito del tatuaje, como en cualquier otro arte, existen tendencias y modas, así algunas zonas que anteriormente quedaban restringidas a ciertos grupos sociales – hablamos, por ejemplo, de los tatuajes carcelarios ubicados normalmente en el hombro o de otro tipo de tatuaje empleado para “marcar” y separar a sus portadores -, hoy en día, se hallan plagadas de tatuajes y totalmente inmersas en la rutina habitual del tatuaje. Dentro de estas “nuevas” zonas, hoy nos gustaría centrarnos en la axila.

A pesar de que no muchos se atreven a escoger un tatuaje en la axila por tratarse de una de las zonas más sensibles del cuerpo y, por tanto, más dolorosas, sí que está aumentando el grupo de aquellos que la eligen. Normalmente, solemos observar grandes composiciones que cubren la axila, o composiciones en línea ascendente o descendente que ocupan los costados del tronco y llegan hasta la axila. También, en ocasiones, se observan pequeños motivos que se ocultan en esta zona del cuerpo.

Por lo general, se trata de una zona que se suele inflamar después del tatuaje y por tanto, se deben extremar los cuidados posteriores y seguir todas las recomendaciones del especialista.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>