-    Escrito por elena

El tatuaje en el cuello y la nuca

tattoo-cuello

Hoy dedicamos nuestra atención a hablar de una de las zonas corporales en el ámbito del tatuaje: el cuello y la nuca. Hoy en día, ambas zonas recogen todo tipo de diseños desde grandes tatuajes, que descienden desde el cuello hasta la espalda o llegan en sentido ascendente a la nuca, hasta pequeños dibujos ubicados en el centro de la nuca u ocultos en el hueco que queda detrás de las orejas. Cualquiera de estos motivos resulta interesante, llamativo y, por supuesto, sensual.

Al igual que sucede con el tobillo o con la zona baja del vientre, la nuca y el cuello también se alzan como las partes más voluptuosas del cuerpo. Bueno y no sólo esto, además estamos hablando de una de las zonas secundarias en lo que respecta a excitación sexual. El cuello y la nuca son componentes esenciales en el juego erótico, ya que constituyen puntos erógenos fundamentales.

También el cuello es especialmente importante en el ámbito de la moda femenina, de hecho las prendas más femeninas suelen presentar de forma muy cuidadosa la zona del cuello, la nuca y el escote.

Son las zonas corporales que más miradas concentran y parece, en definitiva, que suelen desatar pasiones.

En general, muchos de los tatuajes que se observan en el cuello o en la nuca suelen favorecer esta sensación de sensualidad y atracción.
El único inconveniente es que se trata de una zona difícil de cubrir y, por tanto, susceptible de acarrear problemas en algunas ocasiones.